Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio ofrecido. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso.
Consulta nuestra política de cookies para más detalles.
Aceptar Más información

Como encontrar el mejor calce

CONSEJOS GENERALES ANTES DE EMPEZAR A PROBAR LAS BOTAS

  • No olvides llevarte los calcetines que piensas usar con las botas; tampoco olvides plantillas especiales, ortopédicas etc. que a lo mejor necesitas. Como mejor es el calcetín, mejor confort y calce obtendrás también en las botas. Los fabricantes de calcetines técnicos tienen amplias gamas de modelos según la actividad, temporada, etc.
  • Es importante llevar las uñas bien arregladas.
  • Es mejor probarse las botas por la tarde que por la mañana, ya que el pie puede hincharse hasta una talla durante el día, y naturalmente también puede hacerlo durante la realización de actividades deportivas
  • No te fijes demasiado en tu talla. Dependiendo de cada fabricante, horma, plantilla etc., puede haber diferencias bastante grandes para una misma talla. La talla es indicativa, y sobre todo sirve para saber por donde empezar probar. Bestard ofrece una gran variedad de hormas, tallas y media-tallas lo suficientemente amplia para que puedas encontrar una bota que te calce bien, siguiendo los criterios de longitud, calce superior, talón, espacio para los dedos y la perfección del calce. 
  • Si estas dudando entre dos modelos similares, pero con un calce algo diferente, ¡siempre confía en tu primera impresión!

 

LONGITUD DE LA BOTA

La longitud de la bota es un factor muy importante. La bota no te debe venir demasiado grande, ya que tu pie se moverá, lo cual podría causarte ampollas. Tampoco te puede ser demasiado justa, ya que se dañarían los dedos en los descensos. La regla general aunque es muy personal, es que el interior de la bota debe medir como mínimo 1 cm. más que el pie, mientras para zapatos basta 0,5-0,8mm, aproximadamente.

Para probar la longitud, debe poder bajar un dedo (ni más ni menos) entre la bota y el pie, estando de pie con la bota sin atar y los dedos presionados hasta el fondo de la punta. Una vez puesta y atada la bota, tu pie se desplazará hacia detrás, dejando un espacio vital para los dedos.

 

CALCE SUPERIOR

El calce sobre el arco del pie es junto con la longitud el factor más importante. Si los cordones no sujetan bien el pie, este se moverá durante el paso.

Para probar el calce superior puedes atar los cordones y luego poner la palma de la mano encima del arco. Si la bota calza correctamente, debes tener una sujeción estable, sin que sea ni demasiado estrecho ni demasiado amplio. Si la bota es demasiado larga o ancha, los ganchos de los cordones se acercan demasiado. Si son demasiado cortas o estrechas, sentirás que tu pie está agobiado y que los cordones se acortaran mucho.

 

TALÓN

Tu talón tiene que encajar lo mejor posible en la parte de detrás de la bota (la talonera) y no debe moverse de un lado a otro, y preferiblemente no más de 5mm hacia arriba. Demasiado movimiento del talón será normalmente causa de ampollas.

Puedes probar esto poniéndote y atándote bien la bota, dando golpes con la punta hacia el suelo para intentar mover el pie hacia delante dentro de la bota. Una vez que los pies hayan llegado hasta la punta, comprueba si el talón se mueve. En algunas tiendas especializadas hay una especie de "puentes" para probar las botas. Ponte encima, ponte de puntas, para empujar los dedos hacia delante y comprueba si el talón se mueve.

 

ESPACIO PARA LOS DEDOS

Siempre tiene que haber un buen espacio para los dedos del pie, tanto en los lados como delante, entre los pies y la punta de la bota tal como hemos comentado anteriormente. Un espacio reducido dañará los dedos, especialmente en los descensos. 

Para comprobar esto debes ponerte y atarte bien las botas, pisar fuerte o saltar un par de veces en el puente de probar con los puntas hacia abajo, para ver si los dedos presionan contra la punta. Tiene que haber espacio suficiente para poder mover los dedos, también después de que el pie se haya desplazado hacia delante dentro de la bota.

 

PERFECCIONANDO EL CALCE

Para obtener el calce perfecto, también puedes probar la bota con diferentes grosores de calcetín, distintas plantillas o ajustadores de volumen interior, o una mezcla de estos remedios. Como mucha gente tiene un pie mas grande que el otro, a lo mejor necesitas perfeccionar el calce solo en una de las dos botas, o hacer distintos ajustes en ellas.